TIPS A LA HORA DE COMPRAR UNA FRANQUICIA

Las franquicias son un modelo de negocios relativamente nuevo. Nace alrededor de los años 1930´s las que se les denomina franquicias de primera generación porque nacieron con el objeto de poder distribuir y llegar a mas lugares para ofrecer sus productos.  Se puede decir que realmente el modelo de franquicias empieza en los años 1950´s cuando entran las cadenas hoteleras, de restaurantes, automóviles, tiendas por departamento, y empiezan a replicar su modelo de éxito y expansión. A partir de los años 1970´s, estas franquicias son más sofisticadas, utilizan manuales, procesos y apuestan a su imagen.  Para los años 1990´s nacen las franquicias de nicho, enfocadas más en la calidad que la cantidad, orientadas al servicio, en donde prevalece la marca para crear fidelidad.  Por último, se encuentran las franquicias de nueva generación. Franquicias de bajo costo, enfocadas en la tecnología, se promocionan en redes sociales, crean sus canales de venta en línea, buscan conectarse con los clientes, crear comunidad, preocupados por el medio ambiente, utilizan materiales reciclados y orgánicos en sus productos, e integran un componente de Responsabilidad social en su visión y misión.  Las llamo franquicias de cuarta generación.

Aunque existen otras formas de negocios para empezar, recomiendo que evalúen el modelo de las franquicias, ya que el mismo ha sido probado, es un negocio para sí mismo, pero asesorado por otros ( Empresa Franquiciante), ya que cuenta con manuales y procesos que estandarizan la operación de una o más unidades, cuenta con programas de capacitación y entrenamiento, perteneces a una red de franquiciados, la fuerza de una marca, programas de mercadeo y publicidad , cuentas con asesoría y servicio 24/7 los 365 días al año.  Lo denomino la curva de aprendizaje. Lo que ya pasaron otros en la búsqueda de proveedores, errores, procedimientos, creación de productos y servicios, todo eso se lo ofrece una franquicia.

Sin embargo, no todo es perfecto, y como todo negocio, al comprar una franquicia, no es una garantía, ni significa sinónimo del éxito inmediato, ni que haya que dejar de trabajar. Es al revés, es cuando más tenemos que poner nuestro enfoque y energía ya que tenemos socios a quienes responder y si no se cumplen las metas, y obligaciones de la franquicia, corremos el riesgo de perder la marca y por ende nuestra inversión.

A la hora de comprar un negocio, sea una franquicia, una empresa en marcha, es importantes que nos tomemos el tiempo para hacer una evaluación del mismo y no comprar por emoción y luego darnos cuenta de que no era el negocio o la franquicia que soñé.

En base a ello, antes de comprar una franquicia considere estos elementos:

  1. Analice la situación financiera de la empresa:  Verifique y lea sus informes financieros históricos como los presente. Si es una franquicia que crece todos los años tanto en activos como unidades franquiciadas. Si tiene muchas deudas, si es una franquicia que cotiza en la bolsa, si es una franquicia familiar y cuenta con un capital fuerte y reporta ganancias todos los años. Si el valor de sus acciones   suben todos los años o bajan en periodos intercalados.
  2. Evalué sus gustos o preferencias: Es esencial que parte de este punto. No compre porque es una franquicia de moda, de nicho, o porque crece rápidamente y está en todas partes. Recuerde que está comprando la visión y misión de la franquicia, no la suya.  Al escoger una franquicia, vea que sus visión y misión personales van o son homogéneas a la franquicia que escoja. Que comparten sus sueños, valores y principios, Claro sin perder de vista de que tiene que ser una franquicia rentable y le permita redituarse de ella para su crecimiento personal.
  3. Analice los contratos: Revise y asesórese con un consultor en franquicia o abogado para que revise las cláusulas del contrato.  Verifique que le hagan entrega previa a su firma, el documento de circular de oferta de franquicia. De paso investigar si tienen alguna demanda o litigio, problemas laborales. Revise los costos por servicios o fees extras que aparecen en los contratos. También consulte sobre los registros de marca, logos, slogan, diseños, colores, empaques, formula o patentes. Quien corre con esos gastos de registros al momento de compra una franquicia fuera de su país de origen.
  4.  Consejo de franquiciados: Pregunta si la franquicia cuenta con un consejo de franquiciados donde se reúnan anualmente y se revisen las estrategias, políticas, nuevos productos de la franquicia. Allí es donde podrá reunirse y compartir con otros franquiciados, situaciones, programas de ventas, historias de éxitos y fracasos de otros pertenecientes a dicho consejo. Como se manejan las diversas situaciones objeciones o controversias entre franquiciados y franquiciante.
  5. Unidades Internacionales: Saber si cuenta con experiencia en el extranjero, ya que existen franquicias que no salen de su país de origen. Que no sea usted la primera franquicia fuera del lugar de origen. Si manejan los mismos beneficios y costos para las franquicias que operan fuera del territorio de origen. Investigar que territorios son de más preponderancia para la franquicia en el extranjero y sus mercados.
  6. Capacitación: Evaluar el nivel de capacitación, entrenamiento, asistencia técnica, programas de incentivo a los colaboradores, beneficios adicionales. Velar porque exista una capacitación constante y permanente. No solo la vez que le vendieron la franquicia y punto. Importante verificar los costos de entrenamientos adicionales, quien los paga y conque frecuencia los promueven.  Averigüe con qué frecuencia es visitado por el personal de la empresa franquiciante y quien paga esas visitas.
  7. Franquiciados: Hable con franquiciados que estén operando unidades de la empresa franquiciante y consulte como es la relación de trabajo con ellos. Si son flexibles en escuchar nuevas ideas y cambios en procedimientos, menús, nuevos productos o servicios que ayuden al crecimiento de la franquicia. Si lo apoyan con nuevos programas de publicidad, venta y mercadeo, su frecuencia y evalué sus costos.
  8. Tecnología: Verifique si la franquicia esta orientada al uso de la tecnología para agilizar los procesos, conectarse con sus clientes a través de sus bases de datos, tienen app propia para sus pedidos y tiendas en línea. Investigue si tiene que usar de manera obligatoria la plataforma de contabilidad y de sistemas que maneja la empresa franquiciante. Si cuenta con un proveedor local donde usted opera para que le den servicio.
  9. Contabilidad: Asesórese sobre los sistemas de contabilidad que la empresa franquiciante le propone. Como se realizan los pagos por servicios e implantación de este sistema. Como se manejan los reportes de pagos por regalías, fees , cuotas de publicidad, pagos por auditoria, impuestos y uso de la plataforma tecnológica donde corre su sistema contable.
  10. Empresa Franquiciante: Realice antes de comprar su franquicia, una visita a la empresa franquiciante. Conozca de primera mano sus ejecutivos, personal de operaciones, como opera, sus instalaciones, su cultura corporativa, cuál es su filosofía, manejo con sus colaboradores, ambiente de trabajo, capacidad operativa de crecimiento, y sus estrategias de crecimiento y apoyo a los franquiciantes.

Sin duda alguna el modelo de franquicias sigue siendo una opción importante a escoger por todo lo que ofrece al que compra una franquicia. Ya que no está solo y pertenece a un grupo de franquiciados que pueden compartir experiencias, ideas, e innovación de la mano del franquiciante, quién es su socio también y tiene obligaciones y responsabilidades con los franquiciados por invertir en su franquicia. Es una situación de “ Win Win ”.